Museo de Antigüedades de Punto Fijo

      
Estaba yo en la ciudad de Punto Fijo viendo un interesante programa en Vale Tv cuando ocurre  uno de esos constantes e interminables cortes de electricidad que suceden a cada rato; y ya que no podía hacer casi nada me puse a examinar el mapa de Falcón que me dieron en el terminal de pasajeros y destacaban un museo del cual yo nunca había escuchado: “El Museo de Antigüedades de Punto Fijo”.

No tardé ni cinco minutos en ponerme en camino hacia allá y ahí conocí a su dueño, el señor José Bracho, el cual ha estado toda su vida recolectando y coleccionando objetos antiguos de Punto Fijo. El Museo se trata de una humilde casa privada que el señor Bracho ha convertido en museo, la que todos pueden visitar, la entrada es gratuita dejando abierta la posibilidad de una colaboración voluntaria que se introduce en un pequeño baúl decorado. El mismo Bracho te pasea por la casa mostrándote los objetos y relacionándolos con la historia de la ciudad.

Confieso que no pensé que la colección de objetos fuera tan grande, de hecho abarca toda la casa. Es un sitio bastante interesante, lo comparo al interés que me han producido los museos históricos de Caracas porque aquí he podido ver objetos tanto antiguos como los que uno mismo usaba cuando estaba niño.

También me hizo recordar este museo al programa “El Precio de la Historia” que trasmite los domingos el canal History Channel donde se comercian las mismas cosas que aquí se muestran.

Este museo cuenta entre sus objetos antiguos con fotos, planchas, monedas, máquinas de coser, televisores, radios, cuadros, imágenes religiosas, imprentas, afiches políticos, cascos, piedras de amolar, molinos, platos y tasas de peltre, así como varios instrumentos musicales entre los cuales se cuentan pianos, órganos, acordeones, una tuba y un montonón de objetos mas.

Es amplia la muestra de objetos religiosos y la colección de botellas es muy buena, retrotraen a uno a la niñez, jajajaja no pensé nunca que volvería a ver botellas del refresco “Fanta” que yo tomaba de carajito. También me hicieron reír los afiches de latón con propaganda, sobretodo el de una bodega o bar llamada “La Cantina Familiar” con un texto que decía: “Compadre, vine para que me brinde pero compadre Ud. siempre carga la … (ilegible)”



Había varias espadas antiguas, entre ellas la del General Riera. Que por cierto, me dio un poco de pena cuando el señor Bracho me comentó emocionado que contaba con la espada de ese General y no me quedó mas remedio que pelar los ojos, mostrar expresión de asombro y decir: ¡en serioooooooooooooo!, cuando en realidad nunca había escuchado de ese general, así que disculpen mi ignorancia y mi zanganería, prometo investigar quien era.

Bueno aquí les dejo algunas de las fotos que tomé allá y les invito a visitarlo porque se pasa un rato muy agradable, hasta un cafecito me dieron, estaba tan bueno ese café que estuve tentado a pedirle otro pero no quise pasar de abusador.












Ahh se me olvidaba, a los que quieran obsequiarle algo a este museo para que sea exhibido está ubicado en la Calle Garcés entre Monagas y Urdaneta, en la ciudad de Punto Fijo, estado Falcón, Venezuela.

Chao, los quiero mucho.

2 comentarios:

  1. José, de los últimos escritos que enviaste, comencé leyendo este, y como de costumbre, gratamente complacido de hacerlo, siempre he dicho que tus párrafos son profesionales, refrescantes, y sobretodo muy entretenidos. Adicionalmente y como tu mismo dices, yo aún no salgo del asombro de saber que hay un museo tan bueno en Punto Fijo, te juro que voy a visitarlo con Pamela en la primera oportunidad. Que DIOS Bendiga tu Don, y que te recuerde la parábola de los “Talentos”. Tu Primo Marcos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marcos, complacido estoy yo con tu comentario. Dios y la Virgen te Bendigan siempre.

    ResponderEliminar